Saltar al contenido

Cómo hacer yemas marinadas

cómo hacer yemas marinadas
Compartir es bueno:

Siguiendo con las recetas habituales me rondaba en la cabeza hacer esta de yemas marinadas. Me quedaba sorprendida de ver cómo se podían quedar las yemas de huevos como si no le hubiera pasado ni un soplo de viento, quietas y enteras.

Aunque en algunas recetas ya experimentaba a hacer el huevo frito en una pequeña sartén que la tengo justo para un huevo, lee la receta de huevos rotos con gulas donde explico el procedimiento.

Sin más dilación voy a comenzar por los ingredientes.

Ingredientes para hacer yemas marinadas

  • 2 Yemas de Huevo
  • 50 g de Sal
  • 50 g de Azúcar
  • Agua
  • Una cucharadita de aceite de oliva

Preparar yemas marinadas o confitadas

Te preguntarás de qué estoy hablando al decir yemas marinadas, el asunto está claro y lo verás enseguida, tan claro como las claras del huevo.

Yemas confitadas o curadas se llaman a las de huevo que no tienes que freír. Parece un milagro ¿Verdad?

#ALERTA: Antes de seguir la receta quiero comentarte que tengas cuidado con los huevos, que sean huevos frescos y además vigiles la temperatura.

El vídeo lo hice en febrero, en pleno invierno y como sabes los huevos se mantienen mejor en medios fríos.

Con la llegada del calor se producen muchas intoxicaciones por lo que has de tener cuidado con esta receta y en caso de duda, posponerla para el invierno.

Hecha esta aclaración sigo con la receta.

Voy a confitar las yemas sin tener que llevarlas al fuego.

Mezclar Azúcar con Sal

No sé porqué este proceso químico conduce a tal conclusión.

Desde la antigüedad, por ejemplo las cosas se conservaban bien en sal o se hacían salazones.

Sería por eso de que como no había frigoríficos ni neveras, era por lo de conservar los alimentos en sal y existía un impuesto a la sal.

Puede que en la ciudad no lo encuentres, aunque en algún pueblo que otro todavía puedes ver arenques.

De entrada puede parecer que mezclar azúcar con sal signifique mezclar lo dulce con lo salado, los polos opuestos, se atraen, como cuando dices que se llevan mal los perros con los gatos. Sigue con la receta y verás el motivo.

Cómo hacer yemas marinadas paso a paso

En primer lugar, comenzamos por tener preparados el azúcar y la sal en la misma proporción.

Ahora,  indistintamente en un recipiente coloco la sal y encima vierto el azúcar. Los mezclo.

En otro plato, con la mitad de la mezcla de sal y azúcar voy a hacer una cama de sal y azúcar extendiendo parte de la mezcla anterior. Reservo.

Separar las claras de las yemas

Por otro lado casco los huevos, separando las claras de las yemas.

Es un proceso sencillo y las claras de huevo te pueden servir para otras recetas, puedes ver el bizcocho de claras que hice.

Colocar las yemas en el plato del azúcar y la sal

Verás que cocinar un huevo sin que se rompa la yema es fácil y además te va a quedar la yema entera.

Después de separar las yemas de las claras, colocamos cada yema de huevo, en el plato donde tenemos el azúcar con la sal mezclados y las cubrimos con el resto de la mezcla que teníamos en el primer recipiente.

Macerar las yemas

Se mantiene en maceración todos los ingredientes menos el agua, durante 90 minutos a temperatura ambiente.

Si preparas esta receta de yemas marinadas en verano es aconsejable que las tengas en el frigorífico, durante ese tiempo.

Lavar las yemas

Transcurrido ese tiempo, en un plato, incorporamos un poco de aceite de oliva y pincelamos todo el plato.

En un bol con agua muy fría, colocamos con cuidado cada huevo para «lavarlo» y retirarle la capa de azúcar y sal.

Una vez hecho este procedimiento lo vamos colocando en el plato donde hemos pincelado el aceite de oliva. El objeto de pincelar el plato obedece a que el huevo se pueda deslizar bien por el mismo, no pegándose.

El resultado va a ser que cuando rompamos la yema, se nos va queda como si hubiéramos frito un huevo, una yema super riquísima que podemos utilizar para cantidad de recetas.

Emplatar

cómo hacer yemas marinadas

Una vez que le has retirado el azúcar y la sal y seguido el proceso, las yemas las tienes listas para consumir.

Puedes ver cómo hacer yemas marinadas en el vídeo que tengo arriba. Espero que te guste.

En consecuencia tienes un modo de aprovechar la yema de huevo sin tener que freír y además entera para aprovechar todo su líquido que con pan, lo puedes suponer.

Espero que te haya gustado la receta, que la compartas entre tus amigos. Hasta la próxima receta.

Ficha Receta
recipe image
Nombre Receta
Cómo hacer yemas marinadas
Autor
Publicado el
Tiempo Total