Arroz vaporizado con garbanzos y muslitos de pollo

Este plato de arroz vaporizado es un elemento complemento ideal para el almuerzo del mediodía e incluso para poder comer en la cena, en menor cantidad que la habitual.

arroz vaporizado
Arroz vaporizado con garbanzos y muslitos de pollo

El arroz vaporizado tiene la ventaja de que en el proceso de fabricación, consiga perder gran parte del almidón lo que hace del arroz, un alimento más ligero que el habitual, es más suelto y no se pasa.

Ingredientes para el arroz vaporizado con garbanzos

150 gr. Arroz Vaporizado
200 gr. Garbanzos
300 gr. Muslos de Pollo deshuesados
3 Dientes de Ajo
40 ml. Aceite de Oliva (AOVE)
Orégano al gusto
Un manojo de Perejil
Sal y pimienta

A partir de los ingredientes para hacer un arroz energético, suelto y sabroso, lo he preparado de la forma siguiente

Cómo preparar arroz vaporizado con garbanzos y pollo

En una sartén grande incorporo aceite de oliva, ajo picado, removemos con cuidado de que no se pegue.

Mientras tanto salpimentamos los muslitos de pollo. Hecho este paso, éstos, los echamos en el sofrito del ajo con el aceite. Movemos el sofrito y los muslitos de pollo, hasta que se observen que empiezan a tomar color y se doren un poco. Seguimos incorporando perejil picado, orégano al gusto (cuanto más, más sabroso, aunque es cuestión de paladares). Entonces echamos los garbanzos que estaban cocidos. Removemos la mezcla resultante.

El arroz que vamos a incorporar es de dos clases: arroz vaporizado largo y arroz salvaje, han estado cociendo veinte minutos en una olla con abundante agua.

El paso siguiente, una vez echados los muslitos de pollo y las especias y haber removido, se echa el arroz.

Con una pala de cocina mareamos el arroz y los elementos hasta que tome el aroma de un plato recién cocinado, unos pocos minutos, puesto que los garbanzos y el arroz, estaban cocidos. Solo hemos pochado los muslitos en trozos pequeños.

preparacion-arroz-vaporizado

El arroz vaporizado con garbanzos y muslitos de pollo, es un plato que puedes consumir tanto en verano como en invierno.

La diferencia estriba, en que en verano nos gusta frío, o sea, enfriar una vez terminada la receta de cocina en la sartén, aunque es cuestión de gustos, pues por otro lado, hablando de arroces,  el arroz caldoso no tiene una estación determimado para el consumo

 

 

Espero que hayaís disfrutado con esta nueva receta y me dejéis vuestras impresiones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *